Tutorial: Crea una portada.

Advertencia: Es posible que este tutorial tenga demasiado texto. Si tienes mucha prisa, lee los títulos y las frases en negrita, pero si no la tienes y estás de verdad interesado en este tema, lee a gusto.

Paso 1: DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

Como dijimos el otro día, no te puedes sentar a diseñar tu portada si no sabes qué pretendes hacer con ella; de qué público intentas captar la atención. Una vez lo sepas, es recomendable que dediques un tiempo a inspirarte. Entra en una librería, o en una tienda online de libros, busca lo que tú vas a ofrecer y fíjate en cuál es la tónica dominante.

parecidos razonables1Si fueras diseñador, la primera regla que te enseñarían es que no sigas las modas, que te dediques a innovar. A menos de que además de escritor, seas diseñador, te recomiendo que hagas justo lo contrario. Si intentas innovar en un campo que desconoces por completo, tienes muchas posibilidades de que se te vaya de las manos, y esto es un producto, no una práctica de clase. No puedes arriesgarte. Así que no te avergüences si tu portada se suma a la moda de los fondos oscuros, la de las letras con bordes brillantes o a la de la cuadrícula de imágenes. Podrá no ser un trabajo merecedor de un premio revelación en diseño editorial, pero será un trabajo que funcione. Cuando tu público lo vea, dirá «este es el tipo de libro que me gusta, porque el último que leí con este tipo de portada me gustó».

Ese es el secreto de por qué las editoriales reutilizan las fórmulas que funcionan con los bestseller. Porque los lectores menos escépticos se sienten atraídos de inmediato, y los más escépticos van corriendo a darle la vuelta al ejemplar y leer la sinopsis, esperando poder descubrir y denunciar un plagio o una “inspiración” que ralle el plagio. Asegúrate de que tu contenido sea original y estarás libre de pecado, y además, habrás llamado la atención de la gente.

Eso sí, nunca copies una portada. Si vas a inspirarte, que sea en el estilo, en las generalidades, no hagas algo que pueda ser confundido con lo que usaste como referencia.

La delgada línea entre inspiración y plagio.
La delgada línea entre inspiración y plagio.

Ahora, si ya sabes un poco de diseño, es recomendable que abandones la seguridad de la moda (como quien le quita las rueditas a la bici) y te lances a la aventura. No siempre vas a hacer portadas buenas, algunas puede que sean horteras, que no llamen la atención o no transmitan el mensaje que pretendías, pero a fuerza de intentarlo, poco a poco irás cogiendo rodaje y lo harás cada vez mejor. Esto no se diferencia mucho de la escritura. Todo es practicar y no rendirse nunca, buscando grandes ideas originales una vez se han dominado las bases y aprendido nuevos trucos del lenguaje.

Dicho esto, vete a una librería y mira portadas de tu género, o portadas en general. Yo tengo una carpeta de Pinterest donde pongo portadas y las miro antes de diseñar otra, a ver si la genialidad se me pega. Puedes hacerte una o hacer búsquedas en la red cada vez que necesites inspirarte.

Paso 2: SELECCIÓN DE IMÁGENES

No logoAquí tienes que tener una cosa en mente: menos es más. A veces ni siquiera necesitas una imagen para ilustrar tu libro. En ocasiones puedes llamar la atención precisamente con la ausencia de imágenes, con la sonoridad del título o la tipografía del mismo (cuidado con esto. Ya entraremos en detalles después). Pero volvemos a lo mismo: Si no eres diseñador ni tienes las cosas muy claras, no te recomiendo que te la juegues. Como en la escritura, a menos de que conozcas bien el lenguaje, es difícil transmitir mensajes con pocas palabras, pero una vez le cojas el truco, te bastará un término y describirás toda una escena cargada de emociones.

Así que ve a un archivo de imágenes online y selecciona varias imágenes que te gusten. No las vamos a usar todas, pero está bien tener un plan B, por si nuestra primera idea se demuestra floja una vez la recreemos.

Recuerda que no puedes coger cualquier foto del google imágenes. Hay algo que se llama derechos de autor, e igual que a ti no te gusta que cojan tus libros para el beneficio de otros, a los otros no les gustará que cojas su trabajo para tu beneficio. Ve a un archivo gratuito o a una galería de venta de imágenes. En algunas te permiten descargar a buena calidad por un dólar, que no llega a un euro, aunque puede que en otras monedas sea caro. Siempre nos quedarán los buenos samaritanos que comparten su trabajo a cambio de que se reconozca su autoría.

pLANETA DUGHLO7780Como en este tutorial voy a ilustrar una historia de ciencia ficción, he seleccionado una imagen que evoque el espacio. El mensaje está claro: «Esto transcurre fuera de la tierra, así que prepárate para una de scifi, querido lector».

La imagen en sí va a requerir retoques para que funcione con los títulos, y posiblemente tenga que recurrir a otra para dar más información, porque así, a simple vista, sólo sabemos el género. No especifico si va a ser una Space Opera, una de aliens, bélica futurista, exploración espacial… Pero ya resolveré ese punto más adelante.

Voy a arriesgarme un poco y dejar caer aquí un consejo que hay que tomarlo con pinzas: Evita las ilustraciones propias a menos de que sepas dibujar muy bien o que no pretendas vender. No es porque sea un crimen vender un dibujo mal hecho, sino porque el comprador va a hacer una valoración del contenido según la portada, y si lo que ve le habla de mala técnica, dará por sentado que el interior será lo mismo, cuando no tiene nada que ver.

Portada de una obra de lectura gratuita.
Portada de una obra de lectura gratuita.

Si por el contrario no vas a venderlo sino que a ponerlo a descarga gratuita o lectura online, te lo recomiendo si quieres mejorar tus habilidades. Es una forma de obligarte a finalizar una ilustración, y a ponerte a prueba con nuevos retos, y siempre podrás retocar la imagen en el futuro, cuando hayas mejorado, y darle una limpieza de cara. Además, si no hay que pagar por ello, el público no muestra tanta desconfianza ante una portada mal hecha, así que no es como si fueras a perder muchos lectores. Pero sí cogerás práctica.

Paso 3: TAMAÑO Y MÁRGENES.

Yo voy a usar el Photoshop. Al ser un programa de pago, no todo el mundo lo tendrá, pero creo que todo lo que voy a hacer se puede realizar en cualquier otro editor de imágenes, sólo que de otra manera. Si tenéis problemas por culpa de eso, dejad un comentario y trataré de ayudaros.

CCUP - 01El tamaño del lienzo será un B5, que es la medida normal de un libro de bolsillo. No todos los libros miden lo mismo. Cada editorial o imprenta tiene sus propias medidas. Si vas a imprimirlo, es recomendable que mires en la imprenta cuáles son sus medidas o que le pidas una plantilla. Ten en cuenta que a esas medidas debes añadirle un espacio de seguridad (5 milímetros, por ejemplo) por si al cortar la portada hay una ligera desviación.

La resolución será de 300 pixeles. Esto es muy importante. No lo pases por alto, por favor, o podrías perder horas de trabajo.

Para cualquier imagen que sólo vaya a verse en Internet, nos vale con una resolución de 72 píxeles, pero si en un futuro piensas editarla, la necesitas más grande o vas a imprimirla, es recomendable que la tengas en buena calidad, y los 72 pixeles no son buena calidad. Trabaja siempre que puedas con 300 o superior. Pesa más, ocupa más espacio en el disco duro, pero merece la pena.

Cuando ya tengas el lienzo abierto, ponle unos márgenes. Un centímetro a los lados y medio en el superior e inferior estará bien, aunque puedes cambiarlo a tu gusto. Realmente este paso es sólo para recordarnos que hay que dejar respirar los bordes. Igual que no escribes en los márgenes de la hoja, no pones nada de peso, importante, que llame la atención del lector en esa zona. Los títulos no deben sobrepasarlos, y si la imagen tiene un punto especialmente llamativo, es preferible que no esté en esa parte.

CCUP - 02También te puede servir la regla de los tercios. Divide el lienzo en nueve celdas (tres columnas y tres filas). ¿Ves los puntos donde confluyen las líneas? Si tu imagen tiene un objeto predominante (que lo tiene que tener), le conviene estar sobre uno o varios de esos cuatro puntos. Si hubiera un segundo elemento importante, debería ir en el punto diagonalmente contrario. Puedes incluso disponer tres objetos entre los cuatro puntos pero recuerda que menos es más, y que no hay que saturar el ojo con demasiada información.

Paso 4: COLOCA Y DISTRIBUYE.

A mí me gusta tenerlo todo tan ordenado como me es posible. Suelo crear tres o cuatro carpetas en la pestaña de capas: Fondo,   Imagen y Títulos. De esa forma me es más fácil encontrar la capa adecuada cuando tengo demasiadas.

CCUP - 03En la carpeta Títulos crea un texto con el nombre del autor, otro con el título de la obra (si lo vas a poner en dos líneas, es preferible que crees dos capas de texto distintas, en vez de darle al Enter y ponerlo en dos párrafos de la misma capa, por cosas que verás más adelante), y crea otros textos para la serie a la que se adscribe tu obra, la colección a la que pertenece, la  editorial si hubiera o si quieres hacer la broma, y cualquier otro dato que debas colocar en portada.

En la carpeta Imagen, coloca la imagen o imágenes que hayas seleccionado.

Luego distribuye. Coge cada elemento y ve colocándolo por el lienzo según te parezca más adecuado. Con la imagen puedes intentar ceñirte a la regla de los tercios, teniendo en cuenta que todos los elementos de la portada (títulos incluídos) son parte del mismo diseño, y que todos los detalles se afectan unos a otros.

Lo esencial es tener en cuenta el peso visual. No sobrecargues un lado y dejes otro vacío. Si llenas la zona inferior izquierdo con el protagonista, desvía los títulos un poco hacia la derecha, en la parte superior, para contrapesar. Si Pones la mitad del rostro de tu protagonista en la parte izquierda, pon una fuente de luz en la parte derecha y deja que se respire en el centro.

INSP - Pedro y el loboLo de la respiración es importante. Hace tiempo ya que superamos el barroco y el horror vacui. Si quieres recurrir a él, hazlo bajo tu propio riesgo, pero te recomiendo que ofrezcas una imagen más tranquila, donde el lector tenga lugares donde descansar la vista mientras ojea. De hecho, incluso puedes usar el espacio vacío para trasmitir más información mientras la atención de tu público está en supuesto reposo.

Un consejo para los títulos es que no te arriesgues desde el principio. Prueba con la fórmula habitual: el centrado. Centra el título, el nombre del autor y el resto de información. Luego ya puedes ir desplazándolo por el lienzo según repartas el peso o se superponga a un punto de interés de la imagen.

Otra cosa importante: Pon los títulos en un sitio que quede bien con la imagen, asegúrate de que el peso visual esté relativamente compensado (no pongas colores muy fuertes en todo el lienzo, ni demasiados objetos en el mismo lado) y asegúrate de que dejas espacios vacíos.

Paso 5: TIPOGRAFÍA

Hay dos reglas que jamás debes romper con la tipografía. Grábatelas a fuego en tu mente, escríbelas en un corcho, póntelas como fondo de escritorio, lo que sea con tal de que jamás se te ocurra pasarlas por alto.

1º No uses más de tres fuentes en un mismo diseño.

CCUP - 04Dos están bien, sería lo recomendable si sólo tuvieras un título y un subtítulo. Ahí incluso podrías usar una sola con sus variantes (negrita, capital, etc.), pero si vas a poner el título, el nombre del autor, de la serie, la colección de la editorial, la editorial y además declarar que ha ganado el Premio Rincón Homoerótico a la Molonez Suprema, por ejemplo, quizás necesites esas tres fuentes.

Ante la duda, todo lo que sea información secundaria, ponlo con la misma tipografía.

2º Nunca uses una fuente difícil de leer.

Eres escritor. Esto no tendría ni por qué decírtelo. Lo sabes bien. No se escribe texto con una letra que dificulte la lectura, o el lector saldrá espantado y con un terrible dolor de cabeza. Si tu portada estuviera expuesta en un conjunto de treinta, y el título de las otras veintinueve se tardar un segundo en leer mientras que con la tuya habría que perder de tres a cinco en descrifrarlo, lo más seguro es que ni hagan el esfuerzo. Lo pasarían por alto.

No le pongas las cosas difíciles al lector.

3º (Consejo) El tamaño de la fuente, grande.

En el título debe ser lo suficiente grande como para que se lea sin dificultad en una vista en miniatura cuando se exponga en una galería virtual, por ejemplo, o en una estantería a lo lejos.

4º (Norma común) El tamaño del nombre del autor corresponde a su fama.

CCUP - 05El nombre del autor suele estar sobre o bajo el título. Normalmente los márgenes superiores e inferiores son para la editorial y la colección, pero si no tienes editorial, nada te impide usar ese espacio, aunque es preferible que respetes la norma para que al lector le sea fácil identificar la información.

Cuando el escritor es alguien conocido en el género, o en el mundo literario, su nombre se escribe con un tamaño de fuente superior al título, porque realmente lo que vende es el autor, no la historia. Su público se verá atraído a cualquier novedad de esta persona, y habrá quien lo compre o lea sólo porque es de él.

Si el escritor por el contrario está iniciando su carrera, o sus anteriores obras han pasado sin pena ni gloria por el mercado, es mejor darle prioridad al título, que será lo que atraiga la atención, lo que diga algo. Un nombre desconocido en grande no sólo no informará, sino que desinformará. Los lectores podrían creer que el nombre del escritor es el nombre del libro, por ejemplo, y se podría perder una oportunidad para despertar su interés.

Los nombres propios como título no captan la atención con tanta facilidad como los títulos que insinúan una historia. Fíjate sino en Harry Potter. Al principio había que ponerle el añadido “y” junto a una evocación a la aventura que ofrecía su interior para captar. Al final, con los últimos libros de la serie, sólo era un detalle para abrir boca, porque ya todos sus fans comprabanRowling aunque se llamara «Harry Potter y los 100 trucos hacer crochet».

A partir de ese momento, las siguientes obras de Rowling tenían su apellido más grande que el título, cuando en su debut apenas sí se podía leer con claridad a medio metro.

Paso 6: ¡EDITA!

Proceso de la portada, aún sin terminar.

Llegamos por fin a la parte divertida, la edición.

Para mi es la mejor parte y a la que dedico más tiempo. Por desgracia se me ha acabado el tiempo. Ya es sábado y tengo que publicar esta entrada, así que voy a dejar esta parte para le próximo día, si les interesa.

No sé si la tercera entrega del tutorial debo enfocarlo en la edición de imágenes fotográficas, para poder poner fondos sin necesidad de usar transparencias, si prefieren que me enfoque en la edición de títulos para darles efectos, o en el dibujo en caso de que prefiráis ilustrar ustedes mismos. Sospecho que esto último no es lo más útil.

No les dejo sin un par de consejos, por si van practicando hasta el sábado que viene.

Cada dos por tres aleja la imagen con el zoom, hasta verlo como si fuera una miniatura en la web, y asegúrate de que se pueda leer bien.

Arriésgate y cambia radicalmente la tipografía o los colores si no te convencen (o la imagen, seleccionando otra fotografía o rehaciendo el dibujo desde el principio). Siempre puedes duplicar las capas, meterla en una carpeta de descarte, haciéndolas invisibles, y regresar a esa versión si te gusta más que la nueva.

3º Menos es más, ya lo he dicho, pero a veces es difícil estar seguros de cuándo estamos poniendo demasiado poco o por el contrario nos estamos pasando. A veces el propio género requiere de “efectos especiales”, y otras veces creemos que son obligatorios y son tonterías nuestras. No tengas vergüenza. Si te equivocas, mejorarás y algún día verás esa portada y te reirás por lo poco entrenado que estaba tu sentido del gusto al principio. Es algo que yo siempre tengo presente mientras creo, y es lo único que impide que abandone por sentirme inculta en medio de entendidos.

Usa colores que combinen entre sí. Si tienes problemas a la hora de combinar colores, busca ruedas de color en Google Imágenes o ve a esta página, donde puedes crear tus propias combinaciones o mirar las de otros.

El título tiene que contrastar con lo que tenga detrás, para que sea más fácil leerlo, pero trata de no hacer contrastes que dañen la vista, como poner el fondo amarillo y el título negro. El amarillo duele; úsalo con precaución. Por lo mismo, no pongas letras de rojo chillón sobre fondo verde fosforito, serás odiado tanto por daltónicos como por no daltónicos.

Evita las transparencias todo lo posible. Si quieres difuminar los bordes de una imagen, adelante, pero si es un elemento importante, como el título o el protagonista en primer plano, no lo hagas. Sólo haces que al lector le cueste ver lo que busca y confunda los primeros planos con fondos.

Pues eso, ya me diréis si continúo con los tutoriales (y si me centro en edición de foto o de texto) o cambiamos a otras cosas que les parezcan más interesantes.

Anuncios

2 comentarios en “Tutorial: Crea una portada.

  1. Primero que nada, excelente tutorial. Me ha encantado y desde ya hay un par de consejos que podría seguir. Pero siento que este más que un tutorial ha sido como una lección magistral y ha estado un poco cargado de información, a veces un poco acelerada, lo he tenido que leer muy despacio y como dos o tres veces para absorberla. Y honestamente he quedado un poco confundida con eso de la distribución… ¿podrías ampliarla un poquito más o quizás hacer un tutorial con pasos (para dummies) para entenderlo mejor?

    Y me da igual cuál tutorial sigas porque todos los que mencionas son geniales, supongo que pediría del más fácil al más complicado.

    ¡Muchas gracias!

    Me gusta

  2. Muchas gracias.
    Una excelente tutorial Rosa. Tu explicación ha sido excelente. Voy a seguir algunos pasos.
    Una sugerencia chicas. Me gustaria poder descargarlo.
    He visto en algunos blogs de word que le puedes dar like en una aplicación y te manda a una pagina y pudes descargar el post del autor en pdf. Si lo pudieran hacer me encantaria. Claro si se pudiera sino como quiera gracias por su trabajo y esfuerzo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s